martes, 27 de mayo de 2008

Desconsideración

Les deja el trabajo casi hecho, y en vez de rematarla, la dejan asi: que poca profesionalidad, hombre:


......tras haber apuñalado en el cuello a su casera tras intentar tirarla por la ventana de un tercer piso.


¿Que les costaba rematarla?

1 comentario:

Dhavar dijo...

Es terrible el desdén por la perfección en el que vivimos...ni siquiera los criminales pasionales gozan con la obra bien hecha.No sé dónde vamos a llegar.Si De Quincey levantara la cabeza...